Terceras Personas


«Durante el tiempo que estuve viviendo en Costa Rica, cada jueves, como si de una religión se tratara, íbamos a un bar llamado Acapulco, un lugar que se volvió muy especial. Tenía algo que nos abducía a todos. Allí se reunía gente muy diferente pero con la facilidad de convivir alrededor de la música y el tequila. Acapulco no solo es una historia de bar, también habla de lo que significa la música y en lo que puede llegar a convertirse cuando estás lejos de casa».

+ info en instagram.com/terceraspersonas